miércoles, febrero 08, 2017

LA LIBELULA Y EL CHANGUITO.

 
 
Una tarde estaba un changuito muy tranquilo cuando de pronto llego una libélula al lugar en donde él estaba, al principio no puso mucha atención, aunque si se percató de su presencia, ella se acercó a hacerle una pregunta y comenzaron a conversar.
Fue justo en ese momento que él se percató que la libélula tenía unos ojos hermosos, una mirada muy especial, llena de luz, de magia, era cautivante.
El tiempo paso, entonces ya no solo era la mirada de la libélula lo que inquietaba al changuito, era todo y es que ella resulto linda, hermosa, divertida, apasionada, juntos pasaron momentos increíbles, mágicos, justos momentos y por todo lo anterior él se enamoró.
Esta historia esta apenas comenzando o está por terminar, eso nadie lo sabe, así es el amor y la vida misma, porque en esta todo lo que comienza tiene un final siempre, siempre, siempre.
De ella no podemos decir mucho, digamos que es un enigma, un misterio, un hermoso misterio, un apasionado enigma, mientras tanto él se dedica a disfrutarla, amarla, pensarla y aunque en ocasiones se siente muy contrariado, es feliz por saberla parte de su vida.
Mientras llega el fin de esta historia, el changuito como es su costumbre, dejara constancia de lo que es, de lo que vale, de lo que siente, se entregara hasta el último momento porque la libélula fue, es y por siempre será su más grande, hermosa e invaluable inspiración.
Cava.

viernes, enero 27, 2017

TE QUIERO.




A veces da miedo sentirlo, sobre todo decirlo, es ese momento en el que te das cuenta que quieres a alguien, que le quieres demasiado, que se ha convertido en alguien importante en tu vida, que no puedes dejar de verle, hablarle, pensarle, escucharle, es entonces cuando experimentas esa mezcla de ilusión, ganas, amor, pasión, emoción y duda, la maldita duda.

Duda que surge porque da miedo no ser correspondido, da miedo decepcionar, que te decepcionen, hacer daño, que te hagan daño, acumular otra derrota, no poder dar lo suficiente, hace algún tiempo alguien me dijo: “siempre debes tener en cuenta que habrá ocasiones en que lo entregues todo, el alma, el corazón, la vida misma y aun así, el triunfo no llegara, porque así es la vida”, es ese justo momento en el que te sientes fuerte y vulnerable, sientes que puedes volar, pero tienes miedo a caer.

Pero no es mejor sentir emoción en lugar de miedo, no es mejor entender que el amor no se piensa ni se razona, solo se siente, debemos entender que el amor es un regalo que siempre hay que abrir y disfrutar, debemos entender que lo que no se vive, se muere.

Digamos Te Quiero, que lo sepa la otra persona porque puede que no haya otra ocasión para decirlo, porque no tenemos la vida comprada, porque hoy estamos aquí, pero mañana quizá no.

Sé que ya lo sabes, pero también sé que necesitas escucharlo, sé que ya lo sabes, pero necesito decírtelo:

TE QUIERO.

Cava.