lunes, junio 08, 2009

Un Muro, Tu y La Felicidad.



Cuando un muro cae deja una sensacion extraña, pero no una sensacion negativa, me refiero a una sensacion positiva.

De pronto se puede ver el horizonte, se tiene aire, mucho, da la sensacion de que los pulmones no van a poder, de pronto hay tanto aire que nos ahoga.

Cuando se lleva mucho tiempo empujando un muro y por fin logramos tirarlo, se sufre un tropiezo, te precipitas hacia adelante y por unos segundos pierdes el equilibrio, hasta que el pie que tenias atras, para hacer fuerza contra el muro, da un paso adelante, entonces, retomas el equilibrio alzas la vista y ahi esta el camino, tu camino, solo queda una cosa por hacer, continuar caminando y seguir escribiendo el libro de nuestra vida.

En la vida de cada uno de nosotros siempre apareceran muros que obstruyan nuestro camino, uno de esos que yo empujaba ha caido, aun quedan los escombros delante de mi, que me impiden caminar libremente, pero voy apartando piedra por piedra, dando lentamente pasos hacia adelante y retomando el guion de mi vida.

Ahora comienza un nuevo capitulo, que espero de un giro por completo a esta novela, al menos esa es la intención de su autor, ( yo).

En el momento en que el muro cayo, pude ver el horizonte, pude ver el cielo con mas claridad y aunque aun estoy en medio de los escombros ahora si puedo llegar a ti, solo es cuestion de dar unos pasos mas y ya estando contigo si tu asi lo quieres me gustaria que caminaramos juntos hacia el horizonte de ese cielo, porque se que ese camino ha de llevarnos a la felicidad.

Espero poder caminar a tu lado...

5 comentarios:

bacuth dijo...

solo el amor puede derribar los muros que aparezcan en el trayecto del acmino de la vida!!! otra excelente publicacion!!! saludos desde cd. juarez ch.

salaam!!!

Venus dijo...

Muchas veces uno mismo se pone esos muros para que la persona que este al lado no se aleje, graso error!

Lo ideal es dejar en libertar para que ese andar juntos no este lleno de ataduras.

Un abrazo!

aNdAiRa dijo...

Orale, me sorprendió tu post, la analogía… eso del muro, estas palabras invitan a pensar y al final uno sabe que todo muro puede caer y que hay algo detrás de él… que bueno que cayó, que bueno que el paisaje frente a tus ojos es prometedor, que mejor satisfacción que después de todo ese esfuerzo finalmente tirar el muro y aunque no se sabe lo que hay más adelante, por lo menos sabes que no tienes esa limitante y que si otro muro se atravesara en el camino, lo puedes derribar.

Me ha gustado mucho tu post… bastante… un abrazo

Marta dijo...

El amor derriba todos los muros que puedan haber! seguro!

Un besazo!

Celina Bailón dijo...

Tengo mucho que leer!

Vuelvo, pronto.

No dejes de visitar mi ventana.

Y el clóset, claro.

Te quiero Cavita!