jueves, agosto 26, 2010

UN NUEVO DIA.



Al entrar al departamento me quite la ropa mojada por la lluvia, te dije que hicieras lo mismo o de lo contrario te resfriarías pero el pudor no te lo permitió, entonces tomaste una de mis camisas y te fuiste a cambiar al baño, al salir de este no pude evitar mirar tus piernas y caderas al descubierto y los senos debajo de la camisa, mientras tu mirabas fijamente mis ojos.

Al reaccionar te invite a recostarnos en la cama, así bajo las cobijas podríamos alejar el frio de nuestros cuerpos, sin dudar aceptaste y ya estábamos ahí abrazados y platicando.

Mientras la platica continuaba, nuestras miradas se buscaban todo el tiempo hasta que llego el momento en el cual nos besamos, fue un beso lento, tierno, nuestras manos acariciaban la piel del otro, entrelazamos las piernas y pudimos sentir que nos pertenecíamos, los besos ahora eran mucho mas apasionados, te tu estremecías y dejabas escapar un pequeño gemido con y por placer.

Bese tu cuello, lentamente fui subiendo hasta tu oído y después de morderte la oreja te dije que te deseaba como a nadie, tu solo sonreíste y me diste el beso mas intenso que jamás había sentido, te quite la camisa, bese tus mejillas, tu cuello, tus senos, en ellos me detuve un poco para después seguir hasta tu abdomen, entonces encontré tu mas intimo tesoro y me perdí en este, el movimiento de mi lengua te hacia querer explotar, que gran excitación, que sensación tan agradable, no quería parar, tu tampoco querías que lo hiciera, lo supe por que con tus piernas abrazabas mi cuello para que no me apartara de ti.

Acostados sobre la cama continuamos con los besos y caricias apasionadas, bese con dulzura tus piernas, tu espalda y donde esta pierde su nombre, entonces llego el momento de culminar toda esa excitación contenida, llego el momento de fundirnos en medio de toda esa pasión descubierta.

Mis movimientos y tus gemidos se mezclaban rítmicamente mientras tus piernas se aferraban a mis hombros, nuestros movimientos y nuestros gemidos se hacían compañía mientras clavabas tus uñas en mi espalda, mis gemidos y tus movimientos nos llevaban al éxtasis mientras veía el contoneo de tus senos y tu cabello alborotado.

Con los cuerpos llenos de sudor nos acostamos y abrazados nos besamos mientras me decías cuanto me amabas, mientras te decía cuanto me había gustado, pensando en que a pesar de ser nuestra primera vez juntos nos entregamos como si fuera la ultima, con las piernas entrelazadas nos quedamos dormidos en espera de un nuevo día.

Cava.

6 comentarios:

♥ Sussy* dijo...

Que maravilloso es el amor!
y la entrega llena de pasion
Me encanto leer tu escrito
esta precioso*
Amigo un placer visitarte q tengas una linda noche besos y abrazos hasta pronto.

Belén dijo...

Ohh!! me ha encantado este nuevo post!!
La forma de describir la situación y todo.
Que bonito!!

Que tengas buen dia. Un besito!!

Tere dijo...

Awww mi qerido Carlos!! n_n qe entrada tan mas llena de sentimientos y pasion! n_n me agrada leer este tipo de entradas tan llenas de vida! ojalaa mi qerido amigo tengas buenos dias como estos! siempre deseandote lo mejor de la vida y con muy buen sabor de boca me despido pero nos seguiremos leyendo mi qerido amigo! muchisima suerte en todo! abrazos y besos para ti! ten un muy buen dia!

CAVA dijo...

Sussy.

Me encanta que te encante y es precioso que te parezca precioso ;)

El placer es mio, sabes que eres bienvenida siempre.

Te quiero amiga.
Besos, abrazos y cariños.

CAVA dijo...

Belen.

Gracias, gracias, gracias...

Ten tambien un gran dia, me gusta que estes ;)

Besito de regreso.

CAVA dijo...

Tere.

Sabes que eres,grande, especial, unica, linda, impresionante, inolvidable, extrañable, wow...

Me confieso adicto a Tere ;)

Gracias por siempre hacerte presente.

Se te quiere, nunca lo dudes, nunca lo olvides.

1,000 Besos.