jueves, agosto 30, 2012

QUIERETE MUJER.


Cuan grande puede ser un amor para vivir encerrada en una cárcel de celos, donde la libertad es una rea mas de esa esclavitud, donde el alma ha sido robada, donde los sueños se han roto, donde el respeto ha muerto, donde las lagrimas son las únicas compañeras.


Cuan ciega se puede estar para sufrir en silencio cada humillación, cada desprecio, cada insulto, cada golpe, para excusar cada gesto, para aguantar lo inaguantable, para martirizarte y culparte a ti misma, para ser cómplice de tu agonía.

Cuan grande puede ser la esperanza para creer tantas promesas sin valor, para abrirle tus brazos a la primera falsa disculpa, para pensar que todo esto es una mala pesadilla, para querer despertar juntos de ese mal sueño.

Nada ni nadie vale tus lágrimas, tu tranquilidad, tu felicidad, por eso te pido:

Abre tus alas y echa a volar, busca una salida al infierno que te rodea, abre las puertas que te esclavizan, escapa, huye, renace...

Quiérete mujer, como yo te quiero a ti…!¡!

Cava.

2 comentarios:

Pilar dijo...

Un buen consejo. Aunque, a veces, nos lleva a la soledad.

Besos.

Nuit dijo...

Me encanta!!! Sencillamente me encanta, debemos tener la fortaleza de estar con nosotros mismos, de amarnos antes de amar, desde luego para amar mejor y para no aceptar que nos "amen" como no nos gusta!!!